miércoles, 30 de junio de 2010

"A todo el mundo le pasa igual, la estatua de Jano es un despilfarro inútil, en realidad después de los cuarenta años la verdadera cara la tenemos en la nuca, mirando desesperadamente para atrás. Es lo que se llama propiamente un lugar común".

Y ese olor a sopa de la abuela un domingo de invierno... y esas ganas de volver... de regresar a lo que no fue... porque no perdimos... porque tampoco lo intentamos... porque no quisimos... o porque el maldito miedo nos agarro de las manos bien fuerte y no nos solto... nos aferramos mutuamente y con los ojos bien cerrados... hasta que nos encontramos solos... en el medio del salon de baile, con el vestido recien salido de la tintorería...
Cuantas veces uno piensa en estar de vuelta por esos lados lejanos... por esas tierras que alguna vez fueron nuestras, que nos hicieron un minuto más felices... pero que hoy anidan un sabor amargo... un sabor a des-esperanza... y unas terribles ganas de sacarse esa pesada mochila llena de pasado...
Alguien una vez dijo que "Hay ausencias que representan un verdadero triunfo"... y yo digo que el verdadero triunfo es arrancarse la razón, encerrarla en una botellita y tirarla al mar... y darle paso al cuore... aunque este malherido... aunque ya no quiera seguir... aunque haya arrastrado las alas por miles de hectareas de cactus... seguir.. simplemente con la certeza de que no esta perdido aquello que no fue... que siempre hay un regreso... y que las segundas, terceras y decimonovenas oportunidades existen... es solo cuestion de saberlas encontrar...




re-configurandome...

3 comentarios:

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

espero que ya estés reconfigurada...
Mientras te leía me vino a la cabeza una letra de Sabina "no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió..."
A todos nos ha pasado pero también comparto la certeza de que siempre siempre siempre existen las oportunidades...
Un abrazo desde mi orilla y que estés bien

manu dijo...

Me gustó el final de lo escrito, bien positivo. Comparto un poco lo que decís, me parece que la razón no sirve de nada dentro de tanto mundo ilógico, que lógicamente quiere que pienses que lo es. Hay que sacarse de encimo aquello preestablecido, y desafiar un poquito la cuestión, caso contrario preferiría dormir la siesta hasta morir.

Saludos!

·Geo·ligne· dijo...

será cuestión de encontrarse entonces.

De aprender que se mira para atras como experiencia, como raiz, como sostén. Pero la vida, la vivencia por venir, están siempre adelante.


En fin...
Buen blog, hacía como mil años no pasaba (o cuarenta jaja)
Saludos